Uno de los conflictos más frecuentes en las relaciones de pareja es la falta de comunicación o la mala comunicación. Esto lleva a que la pareja desconecte emocionalmente y se distancien afectivamente

Normalmente cuando una pareja discute suele caer en lo que llamamos el “secuestro emocional», haciendo que el mensaje no sea atendido en su totalidad o no se escuche y traten de defenderse argumentando su postura. Lo que lleva a que no haya una resolución del conflicto y se mantenga el malestar en la pareja.

¿Cuáles son los motivos que pueden derivar a la falta de comunicación en pareja?

  • Falta de confianza.
  • Problemas en el control de impulsos.
  • Miedo a la reacción de mi pareja.
  • Falta de habilidades comunicativas.
  • Falta de escucha activa.
  • Aprendizaje.
  • Posicionamiento.
  • Dejar pasar hasta cansarse.

¿Cuáles son las consecuencias de este problema?

Las consecuencias de todo esto pueden llegar a ser discusiones incontrolables, faltas de respeto, bajas muestras de cariño y falta de relaciones sexuales

En el caso de tener hijos les enseñas un modelo de comunicación erróneo hasta llegar a la ruptura.

Cuando valoramos este aspecto en consulta, analizamos qué estilo comunicativo tiene cada miembro: asertivo, agresivo, sumiso o agresivo-pasivo/pasivo-agresivo. Esto se les explica a las parejas para ver donde se ven identificados y sepan como muestran ese estilo de comunicación en los momentos de discusión.

Es muy importante tomar conciencia de lo que cada uno hace para darse cuenta de que tiene que cambiar. Uno de los argumentos que más escucho en consulta es “YO TENGO RAZÓN», a lo que mi contestación siempre es contarles “La metáfora de la Montaña” para que vean que ambos en una discusión tienen razón.

La comunicación en pareja da mucho de qué hablar, pero hoy quiero que veamos cuales son los errores más comunes cuando nos comunicamos.

Comunicación sexual en pareja
Comunicación sexual en pareja – Aitana Tresáncoras

Los 11 errores más comunes cuando nos comunicamos

  • PUNTUALIZAR:  esto podría usarse de una forma positiva para evitar equívocos, pero cuando las puntualizaciones son constantes o se hacen delante de otras personas puede ser molestas o irritantes.
  • RECRIMINAR: culpar o puntualizar sus culpas. Esto hace que la persona reaccione poniéndose a la defensiva al sentirse cuestionado y juzgado.
  • ECHAR EN CARA: hace que la persona que está haciendo esta acción se victimice.
  • SERMONEAR: aleccionar o destacar los errores riñendo a la otra persona.
  • REPROCHAR: recordarle los errores que ha cometido en el pasado.
  • INTERRUMPIR: no dejar hablar y cortar la explicación.
  • TE LO DIJE”.
  • LO HAGO SOLO POR TI“: el “autosacrificio” hace sentir a la otra persona como que tiene una deuda.
  • INVALIDACIÓN: aplicamos muchas veces discursos que invalidan la acción “déjalo, ya lo hago yo” o la emoción del otro “tampoco es para ponerse así”.
  • CALLAR.
  • HUMILLACIÓN O IMITACIÓN.

Cada una de estas acciones deterioran gravemente la comunicación en pareja y crean esos conflictos que antes hemos mencionado. 

Una vez que reconocemos cuál es nuestro estilo de comunicación e identificamos los fallos de comunicación, entonces empezamos a trabajar. 

Lo primero es que para crear el cambio tienes que, además de reconocer, ver el efecto que tienen tus actos en la persona y analizar las consecuencias de ello. Una vez que hacemos este ejercicio de introspección, ponemos en práctica las siguientes habilidades:

8 habilidades que te ayudarán a mejorar la comunicación en pareja

  1. Para hablar de algo es imprescindible estar calmado, de esta forma evitamos caer en “secuestro emocional». Tenemos que estar dispuestos a escuchar,  que no es fácil. Si no puedes controlarte, es mejor hacer un tiempo fuera avisando a tu pareja.
  1. No habléis las cosas importantes por mensajería, puede llegar a malinterpretarse. Hay que recordar que la recepción del mensaje depende de la emoción del momento y la percepción de la persona.
  1. Pregunta antes de afirmar, parafrasea, aclara y haz reflejo.
  1. Pedir confirmación o aclarar las dudas antes que juzgar, sentenciar o sacar tus propias conclusiones.
  1. No supongas nada ni pongas pensamientos en su mente.
  1. No actuar de forma impulsiva.
  2. Cuando expongo un problema uso la siguiente estructura: Yo me siento o pienso…+ situación + (mostrar reconocimiento del error) + Me gustaría….
  1. Una vez que esté todo encima de la mesa, llegad a un acuerdo si hace falta sobre cómo vais a actuar las próximas veces. Discúlpate, aunque sientas que no tienes que hacerlo, y refuerza a tu pareja que te haya podido escuchar.

Si te cuesta escuchar te recomiendo usar la técnica del diamante o el caracol

Como siempre, si quieres profundizar más en el tema te dejo aquí abajo un vídeo, si por el contrario lo tienes claro y quieres comenzar con tus sesiones puedes realizar tu reserva haciendo click aquí.

¡Hasta pronto queridos seres sexuados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Aitana Gómez Tresáncoras.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

También puedes leer sobre...

[instagram-feed]
Este sitio utiliza Cookies para su correcto funcionamiento y para una mayor experiencia en él. Al hacer clic en Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y procesamientos de datos para estos propósitos.    Configurar y más información
Privacidad